Qué es la optimización fiscal

Un simple error en los trámites para crear la empresa o al inicio de la actividad de autónomo puede suponer más de 2.500 euros anuales extras para pagar a la Seguridad Social. Los impuestos de sociedades y la correcta elección en el modo de sociedad o autónomo puede ser la clave de esta diferencia. A continuación, vamos a ver algunas claves para la optimización fiscal y no pagar más impuestos y tasas de las que exige la ley.  

Acogerse a la tarifa plana de autónomo

La tarifa plana para los nuevos autónomos es uno de los principales ahorros para las personas que empiezan a trabajar como freelance. Durante los seis primeros meses, nos podemos acoger a una tarifa de 50 euros en lugar de los 320 que son sin descuento. Los siguientes seis meses la tarifa sube hasta los 130 euros y en el segundo año se eleva hasta los 180 euros. Si sumamos todo este periodo, el autónomo puede llegar a ahorrarse 2.580 euros durante esos dos primeros años de trabajo.  

¿Se paga menos como sociedad o de autónomo?  

Lo normal es pensar que la segunda opción es la mejor, ya que algunos de los gastos de la actividad nos lo podemos deducir y, junto a la ventaja de la tarifa plana, resulta atractiva para los emprendedores. Sin embargo es una elección que tiene trampa. Si los ingresos de la actividad son superiores a los 45.000 euros anuales, la retención por el Impuesto sobre la Renta será muy elevado. Puede llegar a superar el 40%, mientras que con el impuesto de sociedades, ese porcentaje disminuye hasta el 15%, una diferencia que va en aumento contra mayor sean los ingresos.

Cada caso tiene sus peculiaridades. Si desde la empresa, se pretende sacar beneficios para llevarlos a casa, además del impuesto de sociedades, habrá que pagar el IRPF a través de dividendos, facturas o nóminas. Pero si el dinero se reinvierte en la empresa, el ahorro es importante. Toca hacer cuentas.  

¿Módulos o estimación directa?  

Es importante tomar una elección correcta. En la estimación directa, los pagos son variables mientras que por módulos son fijos. Tendremos que hacer una previsión de cuentas correcta porque si nos equivocamos en la opción, no es posible realizar un cambio de manera automática.  

La declaración por módulos es más sencilla y favorece sobre todo a las actividades con altos ingresos. Aunque debemos saber que no todos los sectores se pueden acoger a esta modalidad. Por ejemplo, la construcción no está incluida. La declaración variable es más beneficiosa para las empresas que pueden tener dificultades de ingresos o más vulnerables a los ciclos económicos.

Ventajas de la pareja  

Si la pareja participa en la sociedad también puede reducir de manera significativa el pago de impuestos. Si nuestra pareja trabaja en la empresa y está contratada, el negocio quedará en un tramo más bajo de IRPF y puede tener un ahorro considerable por impuestos mediante esta vía.  

¿Cuántos administradores debe tener la sociedad?  

Un error bastante frecuente entre los emprendedores jóvenes cuando crean una empresa es nombrar a varios administradores de la misma. Por ejemplo, es normal que cuando se crea una start-up, se registren como administradores todos los amigos que fundan el negocio. Por este concepto, se paga en Seguridad Social unos 300 euros al mes por cada administrador. Lo mejor es que uno sea el administrador y tome decisiones de forma consensuada con el resto. De esta manera nos podemos ahorrar varias cotizaciones a la Seguridad Social cada mes.  

Ir creciendo poco a poco  

Para empezar, lo más aconsejable es comenzar como autónomo. En la medida en que vaya aumentando la facturación, podemos pasar a crear una sociedad bien sea para solicitar créditos o para concursar en licitaciones de la administración pública. Aunque iniciar la carrera como sociedad limitada puede hacer incurrir al emprendedor en gastos prescindibles.  

Mirar los gastos deducibles

Una de las principales ventajas de los trabajadores autónomos es la deducción de gastos, pero no todos se pueden desgravar. No es legal deducir el coche personal ni tampoco del teléfono si sólo se cuenta con uno. Para no tener problemas con la Agencia Tributaria, es necesario contar con dos líneas, una para el trabajo y otra personal.

Los trabajadores freelance que trabajan desde casa también pueden tener problemas con Hacienda por la deducción de los gastos del hogar. No es posible atribuir a la actividad profesional el agua o la luz de toda la vivienda. Sólo son aplicables los del espacio dedicado al trabajo, el equivalente a una habitación.  

Optimización fiscal con los impuestos reducidos

Por último, no hay que olvidar de las retenciones reducidas (7%) para los nuevos profesionales y los impuestos de sociedades reducidas (15%) para las nuevas sociedades. Aunque no sean grandes cantidades pueden suponer un buen ahorro con la optimización fiscal.

Resumen
Qué es la optimización fiscal
Nombre del Articulo
Qué es la optimización fiscal
Descripción
Descubre qué es la optimización fiscal y qué ventajas supone para tu empresa a la hora de pagar impuestos y la obligaciones con Hacienda
Autor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies